29 de noviembre de 2008

La modelo

Los que aplauden y se quedan impresionados por su belleza en las pasarelas de medio mundo jamás se la podrán imaginar vomitando cada noche en los baños de los hoteles la comida y la bebida de esos cócteles glamurosos que celebran después de los grandes desfiles de moda. Detrás de la belleza hay casi siempre un suicidio diario que nunca sale en las revistas.

8 comentarios:

mucho_que_contar dijo...

Sublime Santiago. No imagino que se pueda ser más conciso.
Yo añadiría que además de las revistas, las televisiones ponen su granito de arena. ¿Quién no ha visto un anuncio contra la anorexia para posteriormente, ver un anuncio donde la protagonista sería igualmente la protagonista de cualquiera de nuestros sueños? Cuando todo lo mueve el dinero y se quiere quedar bien, se queda peor todavía.
A veces me pregunto que pasaría si al estilo el "Show de Truman" metieran a un gerupo de personas en un plató y desde su nacimiento estuviera alimentado por imágenes de personas normales, comunes y no de tanta diosa que sólo entra por los ojos.
Puede que entonces nos aceptáramos tal cual somos.

Editor dijo...

Tú los has dicho: todo lo mueve el dinero; incluso la belleza que supuestamente debe atraernos. Qué pena

Anónimo dijo...

Tengo una amiga, y ella tiene una hija modelo.
No vomita y es preciosa.
Ella le ha transmitido a esa preciosa criatura.
Que la belleza fisica y la belleza del alma son las u´nicas que no se marchitan si caminan conjuntamente.
Que la belleza interior radica en cómo se percibe la vida, en como se ejercita.
En que cada gesto,cada mirada de "otro" van a identificar la belleza de todo lo que ella es.
El valor del amor que desprenden algunas almas,depende a veces de la manera en que esas hermosas mujeres puedan ser conscientes de que la belleza fisca es efimera.
La otra belleza la de verdad
queda para la eternidad.

Treinta Abriles dijo...

El mundo está en manos de sádicos que se recrean imaginando como esas mujeres sufren y cómo sufrimos las demás intentado imitarlas.

Deberían potenciar el hecho de que, la belleza, es llegar a cierta edad con un cuerpo que te permita estar medianamente saludable, para seguir adelante con nuestros sueños.

Editor dijo...

Son muchas las modelos que caminan por ese camino que cuentas. Pero también están las otras, las que habitan infiernos por culpa de los caprichos de aquéllos que sólo piensan en el dinero. Esa modelo, de cualquier forma, ha tenido la suerte de contar con una madre maravillosa. Suscribo todas esos mensajes que ha transmitido a su hija.

Editor dijo...

Particularmente, me atrae la belleza que ha sabido sacarle partido a la vida, y, claro, esa belleza casi siempre ha de haber cumplido algunos años. La otra, la que queda bien en las fotos de las revistas de moda, no lleva en la mirada las alegrías y los desengaños que tanto influyen en el brillo que nos hipnotiza. Qué decirte, no cambio la mirada de Ava Gardner en La noche de la Iguana por ninguna yogurina de rompe y rasga.

Treinta Abriles dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. La belleza de aquel que se levanta después de caer, no tiene comparación a nada.

Si esa modelo existe y se ha levantado, puedes decirle que ahora es mucho más bonita, y eso, se reflejara en cualquier cosa que vaya hacer ahora.

yo misma dijo...

Por mi parte dices la verdad como un templo,si las paredes hablasen de esos baños,el que escuhara lo que dice, debería de sentir lástima por saber que estas personas sufren mas de lo que uno piensa.