3 de febrero de 2009

Samsa

Gregorio Samsa se despertó con una resaca espantosa y prefirió seguir durmiendo antes que abrir los ojos y encontrarse desmejorado. En la última resaca se había sentido como una cucaracha y lo había pasado fatal.

1 comentario:

mucho_que_contar dijo...

Desde luego que si el hombre "obtuvo" su resaca por diversión, se tiene merecido los efectos.

Tambén el refugio en alcohol y demás sustancias por la debilidad puede llevarte a preferir esa resaca que esos problemas que te llevaron a perderte en el sendero de la embriaguez. Cuando se es fuerte y se coge el toro por los cuernos, a veces, cuesta ponerte en piel del otro. Así que mejor, dejo al pobre Gregorio con su resaca y no hago más preguntas...