20 de marzo de 2009

Por si acaso

No olvides nunca que cuando lloras también estás escribiendo.

4 comentarios:

© loki vinodelfin dijo...

Ha sido una imagen de una belleza extrema. Si no te importa me apetece citarla en mi mundo. Las lágrimas como forma de expresión sobre el papel posee una poesía capaz de sobrevivir al paso del tiempo.

Un abrazo amigo.

David.

Editor dijo...

Muchas gracias, David. Los textos están para que cobren vida y se muevan por el mundo. Todo tuyo. Un abrazo, Santiago.

Anónimo dijo...

Qué sosiego volver,
hablarte,
abrazarte con mis miradas,
besarte la boca de tiempo
dónde el polvo seca la lágrima,
qué descanso poner mi oído
sobre tu madera encantada,
apurar las gotas de música
de la caja de tu guitarra,
recordar, preguntar,
soñar ahora que nada importa nada.

José Hierro

http://www.youtube.com
/watch?v=Funp7JTWp2A


Gracias Santiago:confieso que me he emocionado.

Editor dijo...

Grande José Hierro. Imprescindible, desde el Libro de las alucinaciones a Cuaderno de Nueva York ("Serenidad tú para el muerto que yo estoy vivo y pido lucha"). Y lo de Una furtiva lagrima siempre toca el alma. Lo tengo en una de mis primeras publicaciones en este blog en interpretación de Alfredo Kraus. Bella y necesaria. Tristemente hermosa.