30 de abril de 2009

Iceberg

Nunca escribes cuando realmente crees que estás escribiendo. Ni siquiera llegas a ser la parte visible de tu propio iceberg.

7 comentarios:

josé luis sánchez dijo...

Me gustan estas frases y su contenido. La escritura se va gestando poco a poco, consciente e inconscientemente. Cuando se traslada al papel o al blog, reaparece desde las profundidades de nuestro ser( a veces irreconocible del todo por nosotros mismos). Sugiere mucho que pensar...

Dina dijo...

Ajá...

¿Sabes? algo parecido pasa con lo hiperbreve o micro. Sólo se asoma la mínima expresión que esconde debajo un inmenso iceberg. Es un género que me apasiona.

Gracias por la bienvenida. Tu blog está agregado al mío.

Un saludo!

© loki vinodelfin dijo...

Ese no darse cuenta de que uno va plasmando lo comparto contigo Santiago. Los escondrijos de lo que uno escribe, esos recovecos nos dicen realmente lo que queremos decir. No hay atajos posibles. Siempre queda la palabra.
"Nunca quise pensar en que los pensamientos me hablaban".
Lo que no sale en el plano no deja de suceder en realidad.

http://www.youtube.com/watch?v=d3TaIZPjTzo

Un abrazo.

Editor dijo...

Gracias, José Luis, desde esas profundidades de nosotros mismos seguiremos escribiendo.
Hola Dina, tienes toda la razón. Y comparto lo que dices y lo que comparas. No recuerdo quién dijo que del microrelato lo mejor era lo que quedaba oculto debajo del océano. Sólo llegamos a trazar la silueta de los icebergs.
Esos recovecos, David, son los que realmente nos acaban escribiendo. Qué bueno lo de 12 hombres sin piedad. A mí marcó mucho la versión televisiva de Estudio 1 que pusieron cuando yo era pequeño en la tele. Un abrazo a todos.

© loki vinodelfin dijo...

Me alegro que te guste, yo también adoro esa versión de Estudio Uno que pude ver hace un tiempo gracias al amigo Youtube. Un plantel espléndido de actores, emocionante. Si no lo habías localizado aquí te dejo el enlace de la primera de las 11 partes.

http://www.youtube.com/watch?v=T8T6B3Ct3g4&feature=related

Un abrazo Santiago.

Editor dijo...

Genial. Muchas gracias, David.

muchasmiradas dijo...

Opino igual que Dina, lo que esconde un micro-relato.

Tu frase nos hace pensar. Muy bueno.
Saludos.