29 de abril de 2009

Papeles

Provengo del mundo del periodismo; por tanto tengo muy presente que todo es efímero, incluso lo que queda escrito.

6 comentarios:

Sílice dijo...

Cierto, cierto, Santiago. Por eso yo procuro leer rapidamente todo lo que tú escribes antes de que desaparezca... (aunque a veces no te diga nada por falta de tiempo)

Un abrazo,

Inma

josé luis sánchez dijo...

Hay quién solo escribe para la posteridad...Veo que no es tu caso. Todo fluye y todo se extingue.

Saludos

Dina dijo...

Pensé que lo escrito era el soporte más duradero que había conocido. Pero tratándose de periodismo, ya no estoy tan segura.

Un placer encontrar tu blog. Lo visitaré más a menudo.

Saludos.

© loki vinodelfin dijo...

Es efímero para los que no le importa lo que se cuenta. Y por mucho que sea eliminado físicamente lo que merece la pena se incorpora al disco duro de nuestra vida.

http://www.youtube.com/watch?v=chIHa1_LHVs

Un abrazo Santiago.

Editor dijo...

Gracias, Inma, por detenerte un rato en el vértigo diario.
Hola José Luis, sólo entiendo la posteridad como una suma de los momentos grandiosos que vamos viviendo en el presente; pero es una posteridad que vive con nosotros y que no tiene nada que ver con el boato y los laureles. La vida es demasiado sencilla como para complicarla con gilipolladas como ésa. Me río de todos esos que están pensando en lo que se dirá de ellos dentro de cien años, pobre infelices!
Hola Dina, bienvenida. Tampoco conocía tu blog. Lo enlazo sobre la marcha al mío. Espero seguir encontrándote por aquí.
Hola David, a eso justamente me refería hace un momento, a lo eterno que vamos guardando en el disco duro de nuestra propia memoria. Ese directo de Pedro Guerra que enlazas es uno de mis discos de cabecera en el Ipod. Un abrazo a todos.

Karmen dijo...

Lo que queda escrito es, a menudo, reflejo de un pensamiento, hecho o sentimiento puntual. Como parte de nuestra humanidad cambiante todos somos variables. Une ambos factores y quizá sea ésa la explicación.... o no...

Buen fin de semana.