28 de mayo de 2009

Las comas

No creas que por poner muchas comas en el texto acabarás deteniendo el paso del tiempo.

5 comentarios:

josé luis dijo...

Muy ocurrente.Tal vez, inconcientemente, se quiere comer hasta el tiempo.

Karmen dijo...

Ya, pero tal vez te evites "ahogos" innecesarios :)

© loki vinodelfin dijo...

Las pausas de la vida no hay comas que la sustenten. A veces son los punto y final los que se adueñan de una existencia baldía.

http://www.youtube.com/watch?v=gaIUdIOB9j8

Un abrazo Santiago.

Sílice dijo...

¿Y si pongo en lugar de coma, "y", qué crees que pasaría...? :-)

Un abrazo,

Inma

Editor dijo...

Al final, José Luis, es el tiempo el que nos termina devorando a nosotros.
Los ahogos innecesarios: casi todos lo son, Karmen, nos confundimos alejándonos cada vez más de lo esencial.
Los puntos finales, David, habría que ponerlos al final de cada día, y además deberíamos cerrar los párrafos y pasar a otra idea y otra forma de contar (y de contarnos) al día siguiente.
Si ponemos una Y en lugar de una coma, Inma, yo creo que lograríamos caminar con un ritmo más fluido y más parecido al propio tiempo. Incluso podríamos dejar de puntuar y de poner nexos y ser capaces de hilvanar las frases con unos ritmos más cercanos al propio tiempo. Si pones muchas Y seguidas también terminas creando un polisíndenton, una palabra que siempre me resultó eufónica y llamativa, mucho más sugerente que el asíndenton. Un abrazo.