13 de mayo de 2009

Llaves

Hay llaves que no sabemos ya ni qué puertas abren, ni qué casas, ni en qué tiempos lejanos y olvidados iban a todas partes con nosotros.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Y luego hay otras, como las de los judíos expulsados de Toledo, que se guardaron durante generaciones y que... siglos después, siguen abriendo puertas. O eso se cuenta.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=hVpIWgGR

¡Estupendo! Eso de qué después de los tiempos ,las mismas llaves abran las mismas puertas...

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=hVpIWgGRCT8

© loki vinodelfin dijo...

Esas llaves no abren cerraduras que ya han sido tapiadas, olvidadas en parte, o por nuestra parte o por la contraria. Siempre nos quedará ir probando con nuevas puertas en el camino.

http://www.youtube.com/watch?v=FVz4Wwbwgqg&feature=related

Un abrazo Santiago.

Sílice dijo...

Y están las oxidadas, llenas de misterios por descubrir...y "las del fondo del mar", por supuesto.