29 de julio de 2009

2201+2501

Nunca podrás escribir 2201 en el calendario,
ni siquiera tomando todas esas vitaminas de colores,
ni corriendo por Hyde Park una hora cada día.
Posiblemente, si el mundo aguanta,
ese año habrá otros que vengan y lo escriban,
otros parecidos a ti,
desorientados, ciclotímicos, azarosos,
y todavía mortales, siempre mortales.
De hecho ellos tampoco escribirán nunca 2501.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, amigo postvacacional jejej...
Aunque no diga nada sigo entrando en tu blog y quería decirte que los poemas que últimamente estás colgando me gustan mucho más que los ya publicados en libro y hasta donde he podido conocerlos... Por aquí va mejor la cosa.
Vaya por delante siempre el tamiz de mi punto de vista.
AJP

Sílice dijo...

Como siempre te leo... (cosa que tú no haces...jejeje)

Editor dijo...

Hola Antonio, todo un honor leer eso que dices conociendo la honestidad de tu criterio. Se hace lo que se puede, aunque como te he dicho siempre mi mente tira más hacia la prosa, supongo que por deformación periodística. Poetas, poetas son gente como tú, Federico, Tina y compañía.

*
Tienes toda la razón, Inma, te debo muchas visitas. Prometo compensar. Un abrazo.