2 de julio de 2009

Equivocados

Deja de mirar el reloj y céntrate cuanto antes en el tiempo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ven a mí ahora, así se hará justicia,
Pues si antes de tiempo te nombre,
Y respiré tu aire en la amapola y en
Muslos más blancos del deseo, ahora
Solo en sueños tomas mi voz y hablas,
Dices, dictas los latidos del corazón
Cansado, arrebujado en tu memoria
Y me sostienes con tus suaves belfos,
Con el viento de los bufidos que penetra
Hasta el vientre del sexo, junco
Arremejido por la tempestad del tiempo,
Yo entregado a ti y las impunes
Redomas del placer que así se pagan,
Con soledad y llanto, con vacío
Y triste orfandad del alma, que ya no
Tiene otra morada que mirarte a los
Ojos y saber que en esos calmos lagos
Ya vacíos, están mis muertos,
Las llagas que ningún Dios puso en mí,
Sino el ansia de ICARO, de ser más,
Aún más y contenerlo todo.
Así fue por instantes, los espejismos
Bebidos lo confirman y penetran
En mí como cuchillas y el agua dulce
Se torna opaca y rancia entre mis labios,
Yo poseído por el amor que mata,
Por la muerte que ama en mí
Mas que la Nada pues es preferible
A no querer , "querer la Nada", la ciega
Muerte que ríe entre los órganos enfermos
Y entre los cuerpos que entrelazados
Formaban la Eternidad de un tiempo
Que se deslíe tempranamente ahora,
Que ya no espero, que ya no espero
Los Milagros de la Suerte que son
Solo palmeras sin dátiles ni hojas, deste
Desierto ensombrecido ya,
Cuando aún mi sombra se proyecta
En el otro y busca amparo en unas dulces
Manos que solo son prisiones, sombras
Del pasajero de la nada, proyecciones
Del pájaro de la Ausencia que aún
Canta en los sueños, que aún dice en
Los sueños, amor que matas,
Culmínate en mis horas , haz de mí
Tu renuncia y renuncia a mi, como en la Cruz
Renunciaste a ese Otro que soy también
En medio de tinieblas, ahora, ahora, mientras
Canta en el cielo el astro que la noche luce y
Santifica con las dulces esperas y bellos
Aromas el alma condenada :
Está es la hora, cumplamos el destino
Que la palabra anuncia.

Oscar Portela

http://www.youtube.com/watch?v=YsXgjhkb3jY

© loki vinodelfin dijo...

El tiempo no se mide en parámetros concretos. Son las sensaciones las que nos evocan lo importante que son cada uno de ellos. Es tiempo de derrocar el tiempo. Es tiempo de vivir a tiempo.

http://www.youtube.com/watch?v=LWllJawNfzw

josé luis dijo...

Deja de mirar el reloj y vive como si el tiempo no existiera. Pero existe...

Editor dijo...

Bello poema, anónimo/a.
Hola David, el tiempo es, como dices, vivir a tiempo y ser consciente de ello. En la entrada en la que hablas sobre el mar también se junta el tiempo, y en el vídeo que enlazas está la clarividencia de Rosana y su mirada al océano: su fuerza está en Famara, uno de los lugares del planeta donde el océano suena más sinfónico y más envolvente. Allí se escapa a componer o a reponer las fuerzas del alma cada vez que le abruma Madrid.
Sería ideal vivir como si el tiempo no existiera, José Luis, pero sabiendo siempre que existe y que es limitado y corto. Santiago Rusiñol decía que la vida era como una escalera de gallinero: corta y llena de mierda. Un abrazo.

Treinta Abriles dijo...

Deja de ser observador y empieza a ser protagonista de tu vida.

;-)

Editor dijo...

Y si es posible, Bea, que ese protagonismo se identifique con armonía. Un abrazo.