30 de octubre de 2009

Imperfectos

El error forma parte de nosotros. No queramos ser perfectos si tenemos alguna pretensión de ser felices.

2 comentarios:

mucho_que_contar dijo...

Buenas maestro.

A pesar de seguir tu escrito de forma intermitente y en la plenitud de las sombras, éste de hoy me ha hecho sonreír, cosa muy poco habitual últimamente. Y es que en medio de lo imperfecto, no se puede ser feliz hasta que no se aprenda a amar los defectos. Verdades como templos de grandes y tan obvias que no las vemos a pesar de tenerlas delante de los ojos.

Un abrazo.

Editor dijo...

Si es por haber logrado que esbozaras una sonrisa te permito lo de maestro. En todo lo demás no soy ( ni quiero ser) más que un aprendiz (con ganas de hacer reír) Un abrazo.