11 de mayo de 2010

Charcos

Para un niño, un charco entre las rocas siempre será más sorprendente que un océano.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

A veces la inmensidad se queda en nada. La misma idea, la misma palabra...

Beatriz

Editor dijo...

....la misma batalla que otros ya perdieron y ganaron, las mismas palabras.

Karmen dijo...

¿Será por eso que para mí siempre será más sorprendente observar a un niño que a un adulto?

Abrazos, Santiago.