19 de agosto de 2010

El cangrejo

Ese cangrejo negro que asoma entre las rocas también recuerda. Su memoria es oceánica y tú no eres más que una anécdota en esa memoria milenaria.

2 comentarios:

mucho_que_contar dijo...

Yo iría algo más allá, Santiago. La mayoría de nosotros no llegaremos ni siquiera a anécdota, la memoria oceánica del universo no se acordará de la inmensa mayoría

Editor dijo...

Suscribo lo que escribes. Un abrazo