18 de agosto de 2010

La indolencia

Su vida pasa viendo cómo se escapan los sueños en la televisión.

2 comentarios:

mucho_que_contar dijo...

Querido Santiago, ¿estás hablando de Máximo y su método para acertar los números?

Un poco más en serio, decirte que estoy muy de acuerdo con la cita. La pantalla de la televisión puede hacerte soñar con escenarios y paisajes increíbles, pero también es un arma de doble filo en el que uno se queda pegado a esa pantalla sin que alcance a buscar la belleza ( y los sueños) fuera de ella cuando emita "esperpentos" de los que tanto abunda hoy día y que a mi me han hecho no encenderla a no ser que también encienda el reproductor de video.

Editor dijo...

Hay de todo, y ahí están Mad Men o Los Soprano, pero las audiencias demandan cutrerío y no saben que están alimentando monstruos, y que cuando los miran mucho rato acaban devorando sus propias neuronas y sus ilusiones.