19 de noviembre de 2010

Solidaridad

Al final es el mendigo el único que termina compartiendo su pan con las palomas.

3 comentarios:

Sílice dijo...

Eso es muy triste, pero cierto...

Un abrazo, Santiago. Mucho tiempo sin dar señales de vida, pero con las cosas de la radio y que casi siempre estoy fuera de Barcelona, no tengo ni un segundo libre. Aprovecho ahora, para decirte que te leo, aunque no te diga nada. A ver si me espabilo y puedo ver mas a menudo los blogs de mis amigos.

josé luis dijo...

Elocuente y profundo pensamiento como una radiografía de nuestra época.

Saludos

Editor dijo...

Todos andamos acelerados, Inma, y bastante tenemos con seguir leyéndonos de vez en cuando. Un abrazo.
*
Me gusta mucho lo de la radiografía de nuestra época, José Luis. Un abrazo