29 de septiembre de 2012

Oklahoma

No vivo en la ciudad de Oklahoma.
Nunca he estado en la ciudad Oklahoma,
pero sé que en Oklahoma también llueve,
y que a veces esa lluvia cala en el corazón de alguien.
Por eso también me siento ciudadano de Oklahoma.
No sé cuál será el gentilicio que me corresponde
por sentirme tan cerca de quien sufre en Oklahoma.

3 comentarios:

Malena Millares dijo...

Esa percepción de que somos parte de un solo Ser, muchos en Uno, recibiendo en propia carne golpes que no nos dan. Alguien aquí, alguien en Oklahoma. Besos.

Vocablo Mudo Pilar dijo...

Soy parte de ese todo y también me siento ciudadana de Oklahoma
Ayer te leí y he vuelto de nuevo. No quiero dejar pasar la oportunidad de decirte ¡Bravo por esta entrada!

Editor dijo...

Muchas gracias a las dos. Un fuerte abrazo