4 de octubre de 2012

Borrascas


La lluvia acerca los océanos
y va recogiendo la sal de las lágrimas
en todas las desembocaduras del alma.
No hay borrasca que no descargue ausencias.

No hay comentarios: