22 de abril de 2009

Destinos

Tus palabras también se dirigen al olvido.

4 comentarios:

© loki vinodelfin dijo...

Es un destino muchas veces no elegido. Yo al enunciar ideas, sentimientos, pensaba que se irían sin apenas hacer ruido. Hasta que, un día, cobran sentido y devuelven ese cariño con el que fueron dichas.

http://www.youtube.com/watch?v=BqOsCtlmrAU

Un abrazo Santiago.

Fénix dijo...

Es una pena pasar por la vida de alguien sin pena ni gloria, condenados al olvido.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=R1pK8_dFbNc

Las palabras contienen efectividad conducente jamas se pueden olvidar

Editor dijo...

Qué escena más emocionante, David. Una interpretación sublime y creíble que se centra, nada más y nada menos, que en el recuerdo del amor. También, anónimo, qué bella versión de Un mundo maravilloso de Amstrong (no sé la pierdan, viene subtitulada en inglés y en español). Y es eso que dices, Fénix, qué pena pasar por alguien sin quedarnos ni siquiera en su recuerdo. Bueno, al fin y al cabo ése es nuestro destino, y el destino de todos los que nos rodean, pero mientras estemos y sigamos por aquí lo ideal sería que nos guardáramos los unos a los otros para no olvidarnos (y que nos amáramos con todo el sensual y cómplice sentido que genera el verbo amar)