30 de septiembre de 2010

Similitudes

Ese asesino también se crió viendo Barrio Sésamo.

3 comentarios:

Eduardo González Ascanio dijo...

Con este te has superado, colega. Un abrazo.

Francesc Cornadó dijo...

Unos mismos estímulos producen efectos contrarios, ¿es raro verdad?

Salud

Francesc Cornadó

Editor dijo...

Muchas gracias, Eduardo.
*
Efectivamente, Francesc, la música suele ser el mejor ejemplo de lo que escribes.