22 de marzo de 2009

Rulfo, siempre genial

No dejen de escuchar esto. Les aseguro que la aventura vale la pena. Qué genial era Rulfo. Qué genial sigue siendo.

2 comentarios:

© loki vinodelfin dijo...

El no entendimiento de muchos hijos se ve reflejado en este maravilloso cuento. No conocía el cuento. Gracias por descubrírmelo. La sencillez con la que lo relata da idea de la dificultad de una creación como esa. La cercanía de los hijos muchas veces es una utopía. Y lo sobrehumano que son los padres se ve que no tiene límites. La esperanza del padre era simplemente el saber que estaba en el camino indicado. Y nadie puede negarle todo ello.

Un abrazo Santiago.

Editor dijo...

Hola David, todo lo que escribió Rulfo está tocado por la magia. Por eso me imagino que se prodigó tan poco. En mi ipod me acompañan varias grabaciones suyas. "Diles que no me maten" (leída por el propio Rulfo) es de las cosas más sublimes que he escuchado. No sé si estará por Youtube, seguro que sí. Pero todo lo que escribió es imprescindible. Cuanto más releo Pedro Páramo más descubro la alquimia que se esconde detrás de cada una de sus palabras. Un abrazo
PD: Por cierto, Agaete tiene mucho de Comala.