16 de mayo de 2009

Cuerdos

Todos podemos volvernos locos en cualquier momento de nuestra existencia. Nadie está a salvo de su propio cerebro. Ni siquiera los cuerdos pueden presumir de no haber perdido el norte alguna vez.

5 comentarios:

josé luis sánchez dijo...

¡Verdades como puños!
¡Que te mejores!

Saludos.

© loki vinodelfin dijo...

Ese límite en el que podemos pasar de la cordura a la locura es un hilo demasiado fino. Nadie está a salvo de ello.

http://www.youtube.com/watch?v=1WUz7MkbX9Y&feature=related

Un abrazo Santiago.

muchasmiradas dijo...

Muy ciertas tus palabras.
Saludos.

Fénix dijo...

Cuerdos? Alguno de nosotros lo está del todo?

Anónimo dijo...

Cuídame de los siempre cuerdos...Ni de lejos los quiero.
elena