31 de marzo de 2009

Paradojas

Cuando llegue el momento, lo que te lleves será sólo lo que dejas.

5 comentarios:

© loki vinodelfin dijo...

A veces uno deja tanto en el camino. Deja lo que es. En muchas ocasiones eso no se recupera, se transforma en nuevas iniciativas. Muchos pierden la niñez en ese tránsito. Una gran pérdida por ello.

Un abrazo Santiago.

Treinta Abriles dijo...

Lo que lleves será sólo lo que dejas... Eso me temo...

Editor dijo...

Se deja y se también se transforma lo dejado (lo perdido). No lo temas, Treinta abriles: gente como tú se queda más tiempo porque no hacen más que ir dejando buenas energías por donde transitan.

Treinta Abriles dijo...

¡Qué bonito lo que me dices, Santiago! Gracias.

Karmen dijo...

No sé... paradojas de la vida, hubiera jurado que te dejé comentario aquí. Va a resultar que me lo llevé conmigo :)

Más o menos era así, pero podría ser totalmente diferente:

"Yo pienso que nos llevamos sólo aquello que los demás no llegan a conocer de nosotros; lo demás permanece mientras haya alguien que lo recuerde..."

Te leo aunque no comente. Saluditos.